¿Cómo y qué motivos hay para disolver una sociedad mercantil?

Existen diferentes motivos para disolver una sociedad mercantil, como pueden ser:

  • El cese en el ejercicio de la actividad constituyente en su objeto social.
  • Por la conclusión de la empresa que constituya su objeto.
  • Por la imposibilidad de conseguir el fin social.
  • Por la paralización de los órganos sociales, imposibilitando el funcionamiento de la sociedad.
  • Por pérdidas económicas que reduzcan el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social.
  • Por reducción del capital social por debajo del mínimo legal.
  • Por cualquier otra causa establecida en los estatutos sociales.

Si queremos disolver una sociedad, en primer lugar, la junta de socios debe acordar la disolución de la sociedad. Desde ese momento, se añadirá la expresión en liquidación, en su denominación social. Durante el tiempo que esté la sociedad en liquidación, hay que comprobar que no se tienen deudas y si existen, hay que saldarlas hasta la satisfacción de todos los deudores. Posteriormente, se inscribirá la liquidación de la sociedad en el Registro Mercantil.

Una vez finalizado el proceso de liquidación, y si existe sobrante, el mismo se repartirá entre los socios en proporción a su aportación social.

¿Te ha resultado útil?

También te puede interesar...

Contacta con nosotros

Si tienes cualquier consulta no dudes en contactar con nosotros