Responsable del área Litigación y Compliance Penal Pedro López

Litigación y Compliance Penal

Pedro LópezAbogado

El Departamento de Litigación y Compliance Penal se dedica al asesoramiento en la resolución de controversias litigiosas de naturaleza tanto civil y mercantil, como penal, asumiendo la dirección letrada en todo tipo de procedimientos de dicha índole; así como a la prestación de un servicio integral en materia de Compliance Penal.

  • Litigación Civil y Mercantil

    El Departamento de Litigación Civil y Mercantil cuenta con un equipo de letrados expertos en el asesoramiento y dirección letrada en procedimientos civiles y mercantiles ante los Tribunales de Justicia y Cortes Arbitrales, en todas sus fases e instancias. Asimismo, también elaboran informes y dictámenes sobre cuestiones litigiosas o potencialmente litigiosas para identificar y evitar posibles consecuencias adversas, analizando la conveniencia y el modo de iniciar o enfrentar procedimientos judiciales.

    La experiencia de sus letrados integrantes, así como su excelente y continuada formación académica, les permite determinar y llevar a cabo las estrategias más convenientes para los intereses de los clientes en cada caso concreto, bien en fase prejudicial, a fin de evitar contiendas judiciales; bien en fase judicial, garantizando una posición procesal sólida y eficaz.

    En definitiva, se presta un asesoramiento integral y completo, enfocado a comprender las preocupaciones y a satisfacer las necesidades del cliente. Cada asunto y cliente reciben un estudio y análisis pormenorizado, una respuesta inmediata y un seguimiento puntual por parte de los letrados encargados. El equipo se caracteriza por su proactividad y rigor técnico, sus escritos forenses fundamentados y precisos, por una extremada preparación de las actuaciones judiciales y, en resumen, por buscar siempre la excelencia profesional.

    El Departamento de Litigación Civil y Mercantil ejerce el asesoramiento y asume la dirección letrada, entre otros y sin ánimo de exhaustividad, en procedimientos judiciales y arbitrales en materia de:

    • Responsabilidad contractual y extracontractual.
    • Validez, interpretación, resolución y rescisión de contratos.
    • Derechos reales.
    • Derecho bancario.
    • Derecho sucesorio y testamentario.
    • Derecho de familia.
    • Reclamaciones de cantidad.
    • Conflictos societarios: impugnación de acuerdos sociales, acciones de responsabilidad contra administradores, ejecución de pactos parasociales, etc.
    • Arrendamientos urbanos y propiedad horizontal.
    • Contratos de agencia, distribución, concesión y franquicia.
    • Procedimientos monitorios y cambiarios.
    • Ejecución de títulos judiciales y extrajudiciales.
  • Litigación Penal

    Los abogados penalistas del Departamento de Litigación prestan servicios de asesoría jurídica y dirección letrada en esta materia, con especial significación en el denominado “Derecho Penal Económico”.

    La práctica profesional de este Departamento, con un alto nivel de especialización, la constituye el asesoramiento precontencioso y la defensa letrada y representación del cliente (particulares y empresas de todos los sectores de actividad) ante los Tribunales de Justicia, en todas sus instancias, incluida la interposición de recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional.

    La dilatada experiencia en toda clase de delitos, el rigor técnico de los integrantes del Departamento, la concienzuda preparación de las actuaciones judiciales y el compromiso con los clientes, permiten que éstos se sientan totalmente respaldados en este tipo de procedimientos.

    Las normas básicas que rigen la actuación de sus letrados integrantes se basan tanto en la excelencia profesional como en la seriedad y discreción hacia el cliente, respetando siempre y en todo caso la normativa deontológica y la ética del abogado. De este modo se consigue el máximo compromiso con los clientes y afrontar su defensa con plenas garantías, escogiendo siempre la estrategia más adecuada a sus intereses.

    Del mismo modo, cada asunto y cliente reciben un estudio y análisis pormenorizado, una respuesta inmediata y un seguimiento puntual por parte de los letrados encargados.

    El Departamento de Litigación Penal ejerce el asesoramiento y asume la acusación o defensa, entre otros y sin ánimo de exhaustividad, en procedimientos judiciales en materia de:

    • Delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico: entre ellos, hurtos, robos, receptaciones, estafas, apropiaciones indebidas, alzamientos punibles, delitos contra la propiedad industrial e intelectual, daños o corrupción en los negocios.
    • Delitos societarios.
    • Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, entre ellos: delitos fiscales y delitos contra los derechos de los trabajadores derivados de accidentes laborales.
    • Falsedades.
    • Delitos contra el honor.
    • Delitos contra las personas.
    • Delitos contra la Administración Pública y contra la Administración de justicia.
    • Delitos contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio.
    • Delitos relativos a la ordenación del territorio y el urbanismo.
  • Compliance Penal

    En 2010 se introdujo en nuestro ordenamiento la responsabilidad penal de las personas jurídicas, quedando sin efecto aquel principio según el cual «las sociedades no podían delinquir».

    Actualmente el Código Penal atribuye responsabilidad penal a las empresas por los delitos cometidos, en determinadas circunstancias, por sus administradores, directivos y trabajadores, así como por los proveedores, subcontratas y autónomos con los que trabajen.

    Para lograr la exención de responsabilidad penal, el diseño e implementación de un Programa de Compliance Penal, adaptado a la empresa y eficaz, resulta un requisito imprescindible.

    En efecto, el órgano de administración debe haber implementado, antes de la comisión del delito, un Programa de Compliance Penal, el cual, entre otras cuestiones, debe contener (i) la identificación de un mapa de riesgos penales, la determinación de las actividades y procesos donde pueden residir esos riesgos y la definición de actuaciones para implantar controlar y mitigar los riesgos; (ii) el establecimiento de los protocolos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas; (iii) la atribución de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos; (iv) el establecimiento de canales de denuncia de incumplimientos internos o actividades ilícitas; (v) la regulación de un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el Programa; y (vi) la determinación de los plazos y procedimientos de revisión del Programa.

    Las empresas que no cuenten con un Programa de Compliance Penal se exponen a una serie de riesgos, no solo de índole jurídico (como puede ser la imposición de penas de multa, clausura de locales, suspensión de actividad, imposibilidad de obtener subvenciones o, incluso, disolución de la propia sociedad o privación de libertad de sus administradores) sino también de orden empresarial por la evidente pérdida de reputación y fiabilidad que supone para una compañía el hecho de estar investigada o haber sido condenada, como también por la imposibilidad de contratar con determinadas empresas tanto públicas como privadas.

    Por ello, con la finalidad de minimizar los costes para las empresas por estas cuestiones y aumentar la independencia y eficacia respecto de las mismas, el Departamento presta un servicio integral en materia de Compliance Penal a través de un equipo experto de abogados, economistas y consultores. Nuestros cometidos se centran en las siguientes actividades:

    • Diseño y elaboración del Programa de Compliance Penal.
    • Revisión de los Programas de Compliance Penal ya implementados.
    • Asesoramiento y asistencia técnica a los Compliance Officers.
    • Formación a directivos y trabajadores sobre el contenido del Programa de Compliance Penal.
    • Gestión propia y autónoma del canal de denuncias establecido en el Programa de Compliance Penal.
    • Gestión propia y autónoma de las investigaciones internas establecidas en el Programa de Compliance Penal.
    • Colaboración con los órganos de respuesta de la compañía ante eventuales incumplimientos del Programa de Compliance Penal.
    • Asesoramiento y asistencia técnica al órgano de administración de PYMES cuando las funciones de Compliance Officer sean desarrolladas por aquél.
    • Defensa letrada de personas jurídicas en el seno de procedimientos penales.